Buscar

Avanza la estrategia para emplear a 1300 víctimas de la violencia en Colombia



78 empresas de 19 departamentos del país participan en la Estrategia Integral de Inclusión Laboral para Víctimas de la violencia 2020-2021. La iniciativa se articula con 24 agencias de empleo y tiene la meta de emplear 1300 personas. El proyecto es una iniciativa de la Unidad del Servicio Público de Empleo, con el apoyo de los Programas de Fortalecimiento Institucional a Víctimas e Inclusión para la Paz de USAID, implementados por OIM.



Mediante la Estrategia Integral de Inclusión Laboral para Víctimas del Conflicto Armado, la Unidad del Servicio Público de Empleo, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), avanzan en la empleabilidad de las víctimas de la violencia, así como en la reactivación económica de las empresas afectadas por la pandemia del COVID-19.


La Estrategia Integral, que inició el 12 de octubre del 2020 con el lanzamiento de la convocatoria a empresas para la identificación de 1.300 puestos de trabajo, culminó su primera fase con 78 seleccionadas, en 19 departamentos del país (ver mapa).



· · ·


A la fecha, 62 pequeñas y medianas empresas, relacionadas con trabajos de obras en ingeniería, comercio al por menor, alimentos y vigilancia, entre otros, se han vinculado a la Estrategia. Al respecto, han iniciado el proceso de contratación de 1300 víctimas y están en trámites de asignación de recursos de apalancamiento de costos laborales. Igualmente, 16 grandes empresas también se han vinculado a la Estrategia.


Las empresas participantes accederán a un apoyo económico para el apalancamiento de costos laborales y la mitigación de barreras. De igual manera, las 1300 personas víctimas de la violencia seleccionadas, recibirán apoyo para la mitigación de barreras de acceso al empleo (a través de las agencias autorizadas del Servicio Público de Empleo) como servicios de orientación laboral y procesos de formación a la medida. Igualmente recibirán acompañamiento en el proceso de inserción laboral y firmarán un contrato por un período de al menos seis meses.


La Estrategia Integral de Inclusión Laboral potencia las cualidades y competencias de las víctimas del conflicto armado de tal manera que puedan contribuir y generar valor para las empresas, por ejemplo, en temas de innovación dada su resiliencia y alta capacidad de gestión.


Así mismo, se motiva a las empresas a flexibilizar los perfiles de contratación, y se ha logrado, por ejemplo, la contratación de mujeres en cargos en los que tradicionalmente se contrata personal masculino. Es el caso de Mary*, madre de seis hijos y quien hoy trabaja como ayudante de obra en una constructora: “Yo, duré seis meses sin empleo, hoy quiero invitar a todas las mujeres a que inscriban su hoja de vida al Servicio Público de Empleo, porque a mí me ayudaron y quiero que vean que sí se puede, que las mujeres sí pueden trabajar en este tipo de trabajos”.


La Estrategia responde a la experiencia del Modelo de Inclusión Laboral con Enfoque de Cierre de Brechas, que la Unidad del Servicio Público de Empleo ha venido implementando desde 2013, con el apoyo de USAID y OIM, y tiene como objetivo promover la colocación de víctimas del conflicto armado mediante el desarrollo de una estrategia de gestión empresarial que vincula a este sector y promociona el uso masivo del Servicio Público de Empleo como el canal formal para la publicación de vacantes.


La Estrategia cuenta con un equipo de profesionales territoriales que identifican las oportunidades de empleo y funcionan como enlace entre el SPE, las empresas y las víctimas del conflicto.


Si desea conocer más de los resultados preliminares ingrese a www.inclusionlaboral2020.co


· · ·